aceite cbd

Aceite de CBD y de Cannabis: ¿Cuáles son las diferencias?

Salud

Cuando se investiga por primera vez en el mundo del cannabis, es inmediata la reacción de que se trata de una planta por demás compleja teniendo en cuenta la cantidad de compuestos que se pueden extraer de ella. La hierba está cargada de una gran variedad de moléculas que generan efectos diferentes. La planta produce los conocidos y célebres compuestos químicos conocidos como cannabinoides

Las investigaciones hasta el momento identificaron más de cien compuestos existentes en una planta, y la mayoría de los que se han estudiado muestran potencial medicinal para el tratamiento de diferentes patologías. Los dos principales cannabinoides que se encuentran en la mayoría de los tipos de cannabis son el THC (la molécula psicotrópica que produce el efecto de subidón) y el CBD, una molécula no psicotrópica asociada a múltiples beneficios para la salud y que es utilizada para tratamiento de diferentes patologías.

El CBD proviene del Cannabis, pero el Cannabis no es CBD

El cannabis casi siempre se asocia al efecto generado por los derivados de la planta que tienen alta carga de THC. Este cannabinoide se acopla con el SNC provocando efectos psicológicos y el famoso “viaje” que experimentan algunas personas que consumen cannabis de manera recreativa. Por otra parte, el CBD no se une a los receptores CB1 que generan dichos efectos y su unión es indirecta.

Para aprovechar todos los beneficios del aceite de CBD sin sufrir efectos inducidos por el THC, el cannabinoide se extrae de la planta y se realizan concentrados enfocados en los fines terapéuticos. El proceso es exhaustivo y se genera a partir de cáñamo industrial que consiste en un tipo de cannabis con niveles prácticamente nulos de THC y altos niveles de CBD a partir del cual se forma el aceite de CBD que muchas personas consumen diariamente para el tratamiento de patologías tan diversas como complejas.

¿Qué es el aceite de CBD?

El aceite de CBD se diferencia del aceite de Cannabis en que tiene bajo o nulo contenido de THC. De esta manera, el aceite deriva del cáñamo industrial y su producción está perfectamente regulada lo que permite que sea aceptado por diferentes países como método terapéutico.

Los pacientes que consumen aceite de CBD no manifiestan los efectos psicotrópicos o alucinógenos ya que este producto no presenta cantidades considerables de THC. Incluso en algunos países, el aceite de CBD es de venta libre y ya pueden verse diferentes tiendas comerciales que se encargan de la venta de diferentes productos compuestos por CBD en sus diferentes formas.

aceite de cbd

¿Por qué consumir CBD en aceite?

Hasta el momento, la evidencia científica demostró fuertes avances y mejoría en la utilización del aceite de CBD en patologías diversas gracias a sus efectos antiinflamatorios, analgésicos, neuroprotectores y anticonvulsivos, entre otros.

Algunas patologías como Enfermedad de Crohn, inflamaciones intestinales, depresión, Alzheimer, Esclerosis Múltiple, demencia y para contrarrestar los vómitos generados por la quimioterapia son contrarrestadas de manera efectiva, eficaz y eficiente por el aceite de CBD.

Tipos de aceite de CBD

El aceite de CBD se presenta en diferentes formas, tamaños y categorías como crudo o purificado. Por lo general, para el aceite tipo crudo los productos suelen ser de color verde amarronada y tienen la ventaja de que poseen clorofila, ceras y terpenos que reducen la concentración de CBD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *