Saltear al contenido principal
¿Qué Es Y Para Qué Sirve La Odontología Neurofocal?

¿Qué es y para qué sirve la odontología neurofocal?

Existe una relación entre los problemas bucodentales y muchas dolencias del cuerpo. Al igual que sucede con la reflexología podal, la odontología neurofocal es la ciencia que trabaja la dentadura como una parte de todo el organismo y estudia la relación entre la boca y el resto del cuerpo.

Es normal acudir al dentista como si se tratara de un mecánico, como si el daño en la boca fuese una avería del coche. Quitamos algo que no funciona, reemplazamos por otra pieza y listo.

Pero no es tan sencillo. Los dientes, como nos demuestra esta rama de la estomatología, están estrechamente relacionados con todo el organismo y por lo tanto cualquier afección en ellos tiene una repercusión en el mismo.

Por tanto, la odontología neurofocal consiste en tratar a los problemas bucodentales como las caries, los tratamientos deteriorados o mal hechos, los “parches” con sustancias tóxicas como el mercurio y otros metales, la coloración dental, las prótesis odontológicas que no se acaban de adaptar y muchos otros problemas relacionados, de una manera holística e integral.

Para volver al ejemplo de los empastes de mercurio, y pese a que en relación a esto existe bastante controversia, se ha demostrado científicamente que el exceso de este metal en el organismo es altamente tóxico. Y aunque se sigue empleando en odontología en todo el mundo, muchos países de la Unión Europea y en Estados Unidos lo han prohibido.

Esta rama de la odontología, la odontología neurofocal, determina que existe una relación entre problemas de ciertos dientes o muelas con las dolencias de los órganos específicos.

odontologia neurofocal que es

Por ejemplo, los incisivos guardan una relación con los problemas de vejiga y riñones, los molares con las afecciones pancreáticas y estomacales, y juntos los molares y los premolares guardan relación con los problemas pulmonares, etcétera.

Lo que hace la odontología neurofocal es volver a tratar los problemas dentales desde cero, teniendo un trato mucho más respetuosos con la dentadura, cambiando el material utilizado en caso de la posibilidad de reemplazarlo con uno más óptimo, rehacer el tratamiento mal hecho, eliminar lo que no se pueda arreglar, reemplazar las prótesis, etcétera.

Además de los órganos, esta rama de la odontología estudia también la relación existente con otro tipo de problemas, como por ejemplo los dolores de rodillas, los cuales pueden estar relacionados con el dolor del nervio de los premolares.

Son pocos los odontólogos que están formados en esta disciplina, y aunque cada vez sean más está muy lejos de lo que sería necesario. Pensemos que trabajando de manera conjunta, un tratamiento bucodental holístico podría ayudar a prevenir, detectar o incluso tratar otras dolencias relacionadas y evitar muchos problemas.

Pero este enfoque, por novedoso que parezca no es en absoluto algo nuevo, sino que se remonta a los estudios realizados por diferentes odontólogos y doctores, empezando por el alemán Ernest Adler en los años 50 del siglo XX. Adler, basándose en investigaciones previas de otros especialistas y en sus propios ensayos llegó a la conclusión de que existe una relación entre los dientes y el resto del organismo, algo que en la actualidad muchos odontólogos ya ponen en práctica, con valiosos resultados para la salud.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba