Saltear al contenido principal
Residencia Universitaria O Piso De Estudiantes ¿qué Es Mejor?

Residencia universitaria o piso de estudiantes ¿qué es mejor?

Cuando salimos de casa de nuestros padres y nos vamos a estudiar una carrera universitaria a otra ciudad es normal que surja la duda de si es mejor un piso compartido con otros estudiantes o una residencia universitaria. Es decir, un alojamiento con otros en nuestra misma situación con todos los retos que ello supone, o una residencia, donde podemos aprovechar de una estructura creada para alojar estudiantes.

Alquilar un piso compartido puede parecer una buena opción a primera vista, pero en algunas ciudades como Madrid o Barcelona, dado el incremento de los precios y las condiciones para alquilar un apartamento grande en una zona relativamente bien ubicada, es una opción claramente no a la altura de cualquiera.

Ventajas y desventajas de la residencia universitaria

Las ventajas de una residencia universitaria que ofrecen apartamentos de estudiantes en Barcelona incluyen acceso a Wifi, así como teléfono fijo, por lo cual no tienes que preocuparte por contratar una línea o pagar mes a mes por una compañía.

Otra de las ventajas de vivir en una residencia universitaria es que tienes la opción de una habitación con pensión completa, la cual incluye desayunos, comidas y cenas, por lo cual también te olvidas de este tema y te puedes centrar en los estudios al 100%.

Es probable que parezca más caro, pero a la larga te sale a cuenta, ya que ahorrarás un montón de tiempo que puedes dedicarlo a avanzar en tus estudios. Además, el tema del cambio de sábanas y toallas, lo que te dará la sensación de estar viviendo en un hotel.

Las desventajas podrían ser algunas restricciones como no traer gente (aunque en muchas residencias es posible), y no poder hacer fiestas. Pero si lo que quieres es centrarte en tus estudios, las fiestas siempre las puedes encontrar fuera de casa. Otra pega puede ser tener que compartir habitación, pero con los actuales precios en las ciudades antes nombradas, probablemente también en un piso compartido.

Ventajas y desventajas de un piso compartido de estudiantes

Las ventajas de vivir en un piso compartido con otros estudiantes son varias, empezando con que puedes hacer prácticamente lo que te dé la gana, siempre que no molestes a los vecinos. Pero en ocasiones pueden ser ellos los que te molesten a ti, lo cual se volvería una desventaja.

Las desventajas son que también tus compañeros de piso pueden hacer lo que les dé la gana, y muchas veces no es lo que más queremos cuando estamos en épocas de exámenes es tranquilidad. Otra desventaja es que tendrás que estar pendiente de las facturas, deberás controlar la limpieza, reparar las averías (o contratar a alguien para que las repare y deberás comprar la comida y cocinarte. Esto supone un gasto de energía enorme si lo que quieres es centrarte en tu carrera, además de dinero y tiempo.

Otra desventaja podría ser la convivencia con tus compañeros de piso. En una residencia, si no te gusta con quien compartes la habitación puedes cambiarte. Con un piso es más complicado, y más aún si el piso está a tu nombre porque no puedes irte de un día al otro.

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba